Nota clari Yupanqui - Urquiza "Querido Ascenso Salir de perdedor"

  • 0 Respuestas
  • 2776 Vistas

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado El trapero

  • Jugador de Ascenso
  • *
  • 226
  • Equipo: yupanqui
  • POCOS?? TAN SOLO UNICOS
    • Trofeos
Lo hizo clarin....no lo hizo ni mundo ascenso, ni solo ascenso...ni ascenya nadieeeee.....lo hizo clarin....

Nada que decir

Querido Ascenso
Salir de perdedor
08:00|Yupanqui y Ferrocarril Urquiza nunca ascendieron. Siempre jugaron en la Primera D. Uno es cómodo líder. El otro, su escolta. Historia y presente de dos clubes que viven sus tiempos de vacas gordas.
Por: Oscar Barnade
1 de 4
EL PUNTERO. El equipo de Yupanqui, líder del torneo de Primera D, la tarde que enfrentó a Deportivo UAI Urquiza, en Villa Lynch, el 7 de noviembre de 2009.

1
"En diciembre fuimos a festejar con la gente, éramos 18 jugadores y nos sobraron camisetas". (Walter Negretti, goleador de Yupanqui)

De ti hablará la posteridad. Es el significado de la palabra Yupanqui en el idioma de los incas. El nombre surgió por iniciativa de uno de sus fundadores, Alfredo Gibaut, mientras revisaba un viejo diccionario. Hubo unanimidad. Así nació, el 12 de octubre de 1935, Yupanqui Basket-Ball Club. Sí, Yupanqui surgió como un incipiente club de básquet pero los caminos de la vida lo fueron uniendo al fútbol también. El fútbol nunca fue la actividad más importante del club. Para los vecinos de Villa Lugano, para sus fundadores, para sus socios, el club debía tener actividades deportivas, recreativas y culturales. Y, sobre todo, tomarse un buen tiempo para trascender.

Mañana se van a cumplir 49 años del peor momento de la institución. El 28 de febrero de 1961 todas las instalaciones fueron arrasadas por el fuego. Apenas se salvaron algunos documentos y las fichas de los socios. El esfuerzo para resurgir fue titánico. Y fructífero. Por eso siguió creciendo en todas las disciplinas y 40 años después de su fundación decidió afiliarse a la Asociación del Fútbol Argentino. Debutó en el torneo de Primera D el 27 de marzo de 1976, empatando 0 a 0 con General Lamadrid. Desde entonces, nunca estuvo tan cerca de subir de categoría. En la temporada 2002/03 ganó su zona pero fue eliminado en cuartos de final por Fénix. Y en 1995/96 se clasificó al Octogonal segundo y perdió en semifinales con Cañuelas. Esta temporada está primero con 53 puntos, ocho más que Urquiza. De finalizar así, se consagrará campeón y ascenderá por primera vez a la C.

El origen de Ferrocarril Urquiza no tiene misterios. Debe su nombre a la compañía Ferrocarril General Urquiza y fueron empleados ferroviarios los fundadores del club el 21 de mayo de 1950. Hasta 2001, Carmelo Juan Santoro fue sinónimo de Urquiza. Fue el primer presidente y se mantuvo en el cargo hasta 2001, cuando los años se le vinieron encima. Nunca subió de categoría. Se afilió en 1970 y el 2 de mayo de ese año debutó ganándole 1-0 a Tristán Suárez. En 1974 finalizó tercero en la ronda final detrás de Barracas Central y Victoriano Arenas, los dos que subieron a la C. Fue lo más cerca que estuvo de ascender. En cambio, es el equipo que más veces fue desafiliado: seis. La desafiliación es una especie de descenso, el peor equipo de la tabla de promedios está un año sin jugar. En la temporada pasada, el Furgón finalizó último en el torneo y por muy poco no sumó una nueva desafiliación. En esta marcha segundo, a ocho puntos de Yupanqui, pero con un partido menos, y de arrebatarle el título al puntero, tendrá una nueva chance a través del Reducido, que le da al ganador la oportunidad de jugar la Promoción con uno de los peores promedios de la C.


De tí habla el presente. La imagen de Yupanqui comenzó a cambiar cuando los creativos publicitarios de la agencia Agulla & Baccetti decidieron asociar su nombre a una gaseosa top del mercado. Fue en 2001 Los cinco avisos de Coca Cola cambiaron para siempre la mirada del hombre común sobre el club y sobre la divisional D, la más amateur del fútbol del ascenso. Después llegarían otros emprendimientos en otros clubes. Imágenes del barrio Lugano I y II, de los jugadores en el vestuario y saliendo a la cancha, de los hinchas viajando en un fitito a otras canchas humildes como nunca la pudo tener Yupanqui, y en el final la para que la posteridad hable de Yupanqui: "El equipo con menos hinchas del fútbol argentino". Jugadores e hinchas cobraron unos pesos extras por aparecer en la publicidad. De rebote, al club se sumaron 50 socios nuevos, una inmensidad para los tiempos de crisis que se avecinaban. El club finalmente se hizo conocido como Los Traperos. Siempre hay más trapos en las tribunas que hinchas. Se lo ratificó Walter Negretti a Clarín : "En diciembre del año pasado fuimos a festejar con los hinchas, éramos 18 jugadores y nos sobraron camisetas". Pero al plantel no le falta nada. Hizo dos pretemporadas, se entrena en SETIA, está al día con los sueldos y tiene premios por partido ganado. "Hay gente que pone plata, no se si es un gerenciamiento o es gente de la zona que quiere al club, pero están cumpliendo en todo".

Somos mucho más que dos. Los que pusieron el ojo en Ferrocarril Urquiza fueron los integrantes de la Universidad Abierta Interamericana. Muy bien lo contó Guillermo Tagliaferri en la edición de Clarín del 26 de agosto del año pasado: "Ahora se llama Club Deportivo UAI Urquiza, consecuencia de la fusión con la Universidad Abierta Interamericana, que aportó un importante capital económico. Además al celeste y blanco original de Ferro Carril Urquiza se le agregó el bordo del club de la UAI; así, en la camiseta lucen los escudos de ambos". Uno aportó el capital económico y el otro su afiliación a la AFA, vedada para los clubes de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires desde 1979, cuando Julio Grondona asumió la presidencia de AFA. De apenas viáticos, Urquiza comenzó la temporada con un presupuesto mensual de 40.000 pesos. A pesar que la fusión se aprobó en términos legales, muchos socios quedaron disgustados por la supresión del término Ferrocarril del nombre, y otros temen que sea un amor de verano, un acuerdo circunstancial que no perdure en el tiempo, como sucedió con el emprendimiento Barracas Bolívar. Será cuestión de esperar.



http://www.clarin.com/diario/2010/02/27/um/m-02148673.htm
"Si los amantes del Blues van al infierno, vacio debe estar el paraiso"